viernes 25/9/20

EDITORIAL | Europa invita a abandonar el lamento y empezar a diseñar y construir el futuro

«Ya no es tanto la cantidad sino la capacidad de mover la economía. Nosotros no vamos a decidir desde arriba. Son ustedes quienes tienen que ponerse las pilas y hacer un plan coherente». Lo dijo ayer en León el director de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, un día después de conocerse la propuesta sobre el mecanismo de la denominada Transición Justa —injusta, más bien—que castiga doblemente a España con la concesión de sólo 307 millones, frente a los, por ejemplo, 2.000 de Polonia, después de que nuestro país fuera el primero en afrontar el tránsito verde mientras otros mantenían —mantienen todavía— abiertas sus minas.

Dejando al margen ese doloroso trance, más interés tiene mirar al futuro a partir de algunas reflexiones en torno a la gran cuestión del Corredor Atlántico, en el que tanto se juega no sólo la provincia sino todo el noroeste peninsular.

En ese sentido, y a propósito de ese «ponerse las pilas», sí es cierto que más allá de la reflexión lo que tiene que hacer la sociedad leonesa es definir sin demora qué planes y proyectos necesita para encajar su actividad económica futura en el marco de esa Europa verde a partir de la colaboración pública-privada y traducirlos en actividades que generen riqueza y empleo. Porque la provincia sólo podrá afrontar la era postcarbón y el trauma del territorio vacío si abandona el lamento por el pasado y la resignación por la derrota. Y si es capaz de moverse de manera proactiva y en la unidad, tanto del empresariado, como de la clase política, los actores sociales y el sector financiero, y de diseñar y presentar proyectos sólidos y viables para avanzar en esa reconversión industrial, como los relacionados con la inteligencia artificial y la ciberseguridad y también los biotecnológicos y farmacéuticos, que están haciendo de la capital y la provincia una referencia internacional.

EDITORIAL | Europa invita a abandonar el lamento y empezar a diseñar y construir el futuro
Comentarios