sábado 31/10/20

Editorial | Imaginación y esfuerzo para paliar la encrucijada sanitaria

Las labores para dotar al Hospital de León de un espacio para el triaje en su exterior coinciden en el tiempo con la publicación de un Barómetro del CIS que pone en claro que las cosas se hicieron mal. El Centro de Investigaciones Sociológicas preguntó a la ciudadanía entre el 1 y el 13 de marzo su opinión sobre el problema del coronavirus que se avecinaba. Fue antes de que ese viernes día 13 se precipitaran los acontecimientos con el anuncio del confinamiento y el estado de alarma. Y uno de cada siete españoles ya defendía entonces que el Gobierno tenía que tomar medidas aunque fueran impopulares y un 49,7% de los castellanos y leoneses exigía la suspensión de los actos multitudinarios, en plena preparación de las polémicas manifestaciones del 8-M.

Lamentablemente una vez más, como tantas otras en la historia de España, los ciudadanos fueron por delante de los gobernantes. Aquel sabio ‘qué buen vasallo si hubiera buen señor’ se cumple en estas jornadas en las que se hacen evidentes las carencias de nuestros sistemas públicos.

Las políticas populistas y demagógicas limitaron las disponibilidades de unas Fuerzas Armadas que ahora realizan como pueden un papel fundamental, incluso montando hospitales de campaña en pocas horas. Y los terribles tijeretazos a la Sanidad han visto completados sus perjuicios con una negación e inacción gubernamental, ya vista no hace tanto tiempo, que obliga a los sanitarios a realizar auténticos ejercicios de prestidigitación con bolsas de basura, o a inventarse fórmulas para atender en los hospitales por encima de las posibilidades que tienen sus servicios.

Cuando todo pase habrá que repensar las prioridades de un sistema que debe mimar nuestra salud, nuestra educación y el bienestar ciudadano. Es indignante que falten tantas cosas por haber gastado tan mal.

Editorial | Imaginación y esfuerzo para paliar la encrucijada sanitaria
Comentarios