viernes. 07.10.2022

Editorial | Imprescindible Pacto de Estado del Empleo

España afronta en estos momentos una emergencia sanitaria de máxima envergadura. Pagamos muy cara la imprevisión y, también hay que reconocerlo, la inexperiencia, porque no existía ningún precedente conocido que no tuviese al menos muchas décadas de antigüedad, como la gripe de 1918 o las pestes medievales. Y en este contexto se divisa además con claridad la llegada de otra complicación con signos diferentes. El derrumbe de la economía y el aniquilamiento masivo del empleo se prevé desde que empezaron las medidas del confinamiento del estado de alarma, anunciado hoy hace justo tres semanas. Los datos del paro difundidos ayer confirman las peores previsiones. Antes de esta crisis sanitaria era palpable mes a mes el frenazo económico. Y ahora estamos atrapados en una tormenta perfecta que exige que se apliquen medidas excepcionales, algo que en España ya se hizo en la transición con los llamados Pactos de la Moncloa. Todos los partidos con programas democráticos y los agentes sociales deben comprometerse desde ya en la firma, cuando sea posible, de un Pacto de Estado del Empleo para que podamos salir de ésta.

Ayer mismo, el Consejo General del Poder Judicial anunció que trabaja ya en el diseño de las medidas necesarias para evitar un colapso de la Justicia cuando se levante la cuarentena, como consecuencia de la acumulación de causas pasadas, a las que se sumarán las generadas por esta situación de excepcionalidad. En todo tipo de ámbitos se mira al horizonte y se pelea sin descanso para limitar las paralizaciones, los aplazamientos y las consecuencias. Ayer hubo junta general de accionistas de Iberdrola, las cofradías ponen en marcha la Semana Santa online y el Gobierno ha dado luz verde a los plenos no presenciales de ayuntamientos y diputaciones. Con esta coyuntura sí sorprende que hoy, 3 de abril, la Mesa por León considere imposible hacer nada para empezar a preparar el futuro que el 16-F se nos dijo que estaba en cuestión y era una «emergencia».

Editorial | Imprescindible Pacto de Estado del Empleo
Comentarios