martes 19.11.2019

EDITORIAL | Un mal silencioso que necesita atención urgente

Los servicios de Atención Primaria están dejando constancia de la falta de atención que sufre un colectivo especialmente numeroso en la provincia de León. Un 10 por ciento de las personas mayores que acuden a consulta está siendo objeto de maltrato y la denuncia de esta situación por parte de la asistencia sanitaria es imprescindible porque se trata precisamente de un tipo de víctima que no suele alzar la voz sobre sus penurias. Los protocolos para atender las necesidades de este colectivo deben aplicarse de forma transversal, desde todos los ámbitos de actuación que impliquen al individuo, desde su entorno más cercano a través de vecindad, amistades o familia hasta las instituciones, que deben ser los responsables últimos de la supervisión de estos casos, cada vez más frecuentes. La detección temprana de cualquier indicio de irregularidad es la clave para una actuación inmediata que ataje de raíz el agravamiento de la situación. Es ahí donde la Atención Primaria juega un papel decisivo, aunque no tiene que ceñirse al seguimiento en consulta sino que debería extenderse a la atención domiciliaria con el fin de comprobar de primera mano las condiciones de vida del paciente. De hecho, la circunstancia de que la mayoría de los afectados no denuncie su sufrimiento por miedo o vergüenza es motivo para que las actuaciones de oficio se intensifiquen y para que los profesionales de Atención Primaria, la primera línea para detectar el maltrato, reciban una formación específica para saber cómo actuar.

EDITORIAL | Un mal silencioso que necesita atención urgente
Comentarios