sábado. 28.01.2023

EDITORIAL | Más aparcamiento para conseguir una ciudad mejor

La polémica sobre Madrid Central ha facilitado en España la apertura un debate sobre la necesidad de ir limitando los vehículos en el corazón de las ciudades. Quizá el proyecto de Manuela Carmena estaba mal ideado y resultaba dañino para quienes acudían a la capital a trabajar o para los que no podían pagarse coches nuevos menos contaminantes. Pero lo cierto es que las cosas tienen que ir cambiando y por ello la mayoría de la ciudadanía entendió con total normalidad hace más de dos décadas que se peatonalizase el casco antiguo de León y que ahora se limite el tráfico en Ordoño II. Las ciudades son para las personas y los coches son necesarios, pero hay que buscar fórmulas para limitar su presencia. Por ello, en las grandes urbes se apuesta en firme desde hace tiempo por el transporte público y por los aparcamientos disuasorios o alternativos.

 

En León existen espacios como Papalaguinda, San Pedro o el párking de la Junta que ofertan la posibilidad de dejar el coche lejos del centro. Los dos primeros casos ya se hicieron de pago hace tiempo y ahora se está planteando la posibilidad de que el ubicado en la entrada de Eras también pase a ser zona naranja. Quizá debería tener prioridad el buscar nuevos espacios más que el intentar imponer más tasas. El aparcamiento de la Junta tiene además un problema añadido. Durante demasiado tiempo ha sido considerado algo así como un espacio multiusos para todo tipo de actividades, generando momentos del año en los que queda inutilizado casi permanentemente. Probablemente la ciudad debería buscar otro espacio para esos fines que no genere tantas molestias a la ciudadanía.

 

 

EDITORIAL | Más aparcamiento para conseguir una ciudad mejor
Comentarios