viernes 06.12.2019

EDITORIAL | Que no se pierdan los castaños del Bierzo

El dato de que los castaños abandonados en la comarca ya se sitúan en un 40% delata un problema grave. Probablemente junto al vino, el botillo y los pimientos, la castaña es uno de los elementos de la agroalimentación berciana más característicos. Durante siglos los montes de la comarca han albergado estos centenarios árboles que viven su peor crisis, porque se unen las plagas con los efectos de una despoblación y de un abandono del mundo rural que también les afecta a estos gigantes que son en muchos casos auténticos monumentos naturales.

 

En otoño el afamado magosto del Bierzo es el que facilita el olor más característico de esta época. Y también para la vista son esos mismos castaños los que colaboran al singular colorido que tienen los valles de la comarca en esta etapa del año.

 

Si, por ejemplo, en el caso de los viñedos ya se está actuando para recuperarlos y evitar los abandonos sería muy importante el conseguir iniciativas que faciliten la conservación de estos árboles y, sobre todo, con fórmulas que abran mercados para que sea rentable su conservación.

EDITORIAL | Que no se pierdan los castaños del Bierzo