sábado. 28.01.2023

Editorial | Retomar la senda de la generación energética limpia

La historia de la generación eólica en la provincia ha estado marcada durante años por un lado por los cambios legales que lastraron el impulso con el que el sector de las renovables despegó en sus inicios, antes de la crisis, y por otro por las continuas denuncias que paralizaron (o retrasaron hasta el infinito) el desarrollo de los proyectos presentados. Muchos inversores acabaron dando la espalda a sus iniciales proyectos. Lo que no ocurrió con otras provincias de la Comunidad, por otra parte dotadas de mejores condiciones para aprovechar la energía del viento.

Ahora, con la histórica generación térmica finiquitada y las políticas de nuevo de apoyo a las energías limpias, León vuelve a tomar impulso en el desarrollo de proyectos eólicos. Lo hace de la mano de Green Capital, que tramita dos grandes instalaciones en la Montaña Central. Y con proyectos en la zona de La Cabrera, que han sido acogidos con esperanza por parte de sus vecinos. Porque no sólo suponen una importante inyección de fondos recurrentes para unos ayuntamientos con grandes necesidades y menguados presupuestos, sino que plantean una alternativa económica que puede conseguir fijar a una población que de otra manera no encontraría argumentos para mantenerse en estas zonas rurales.

El impulso de los proyectos eólicos tiene además otra vertiente: la del apoyo a la industria del sector. Las empresas de fabricación de componentes eólicos fueron la gran esperanza económica del inicio del declive de la minería del carbón, y crearon un gran polo de actividad y empleo en la provincia. Que sufrió como pocas actividades los zarpazos de la crisis, y vivió uno de sus últimos episodios con la espantada de Vestas. Con aspiraciones quizá más modestas, la recuperación de esta industria puede ser otra oportunidad para la nueva economía leonesa.

Editorial | Retomar la senda de la generación energética limpia
Comentarios