miércoles 20/1/21

EDITORIAL | Una sanidad rural de calidad para las necesidades reales

El servicio sanitario con el que se atienden las zonas rurales en una comunidad tan extensa como Castilla y León ha protagoniza incontables polémicas en los últimos años. Y también muchos temores en quienes residen en los pueblos, a los que cada movimiento parece que condena a una menor asistencia. Recientemente llegó el anuncio desde la Junta de que, en un futuro, los consultorios funcionarán con cita previa y los de referencia sólo de lunes a viernes. Se ratificaba así lo adelantado días antes por el director general de Planificación y Asistencia Sanitaria, a pesar de los intentos por ‘maquillarlo’.

 

Ahora se conoce que el Ayuntamiento de Valderrey ha establecido un servicio de autobuses para acercar a los vecinos de sus pueblos a los servicios médicos. Ni es su competencia ni parece que tenga que dejarse un asunto tan fundamental en manos de la capacidad o incluso las ganas de actuar de cada corporación municipal.

 

La sanidad se merece un respuesta global. Estableciendo el servicio necesario para cada lugar, más allá de medias verdades, catastrofismos y mensajes electoralistas. El conflicto probablemente es global. España debe establecer una cartera común para todos los ciudadanos sobre cuál es la asistencia y cómo debe facilitarse. Y lo que es más importante, garantizando la financiación necesaria. A partir de ahí hay que atender a todas las personas. No parece de recibo tener médicos donde no hay nadie cuando hay atascos en los ambulatorios de las ciudades al faltar facultativos. Pero hay que tener en cuenta las complicaciones para desplazarse que hay en el mundo rural con una población envejecida.

EDITORIAL | Una sanidad rural de calidad para las necesidades reales