martes 02.06.2020

Editorial | Vergonzoso barómetro del CIS que pagamos todos

Los entes gubernamentales se pagan con el dinero de todos. Por eso la exigencia de que actúen con prudencia, rigor y profesionalidad es máxima. Resulta vergonzosa la situación en la que se ha visto inmerso el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Ya no es sólo cuestión de que los resultados de sus encuestas son literalmente contra natura y contra el resto de estudios demoscópicos que publican los medios de comunicación y los que difunden los institutos de investigación.

Ahora, a cualquier persona aunque no tenga conocimientos específicos sobre sondeos, le sale de ojo que los planteamientos de las preguntas son manipuladores. Con unos torticeros textos se consiguen unos resultados que además son aderezados con interpretaciones carentes de cualquier valor científico. José Félix Tezanos, al que Pedro Sánchez puso al frente del CIS, ayer se rió literalmente de los españoles en sede parlamentaria. Su «no confíen ustedes en las encuestas, lo sorprendente es acertar», en el Congreso es vergonzoso. Y esta fiesta no podemos olvidar que la pagamos todos.

Editorial | Vergonzoso barómetro del CIS que pagamos todos