domingo 31.05.2020
La opinión de
Nacho Abad
Nacho Abad

Dublín y los muertos

LE BIG MAC | "Fumando junto a la puerta de entrada, me encuentro a un compañero. El humo que sale de sus pulmones se mezcla con el vaho de su aliento: parece un dragón agotado. Llevamos trabajando juntos algunos meses, pero no hemos cruzado más que algunas palabras de cortesía. Ni siquiera sé su nombre, de modo que me incomoda cuando me llama por el mío..."

Todo lo real

LE BIG MAC | ¿Sabes que en algún momento va a amanecer? Aunque la noche nunca da ninguna pista.

La fuga de la verdad

LE BIG MAC | "La literatura de ficción toma el camino opuesto al periodismo, pero los dos oficios pretenden llegar a un mismo punto: el conocimiento de lo real

También en las afueras

LE BIG MAC | ...los perdedores, los adictos al fracaso; los contenedores de vidrio llenos de botellas de licores fortísimos; las luces de navidad; las luces más tristes de toda la navidad; las ambulancias

Debajo de la tierra

Bajé por entre los árboles y la maleza hasta la vera del río y, después de servirme de un tronco caído para cruzar al otro lado, subí...

Todo nuestro oro

LE BIG MAC | Al llegar al cabo, consultamos el mapa que ilustraba una de las primeras páginas y caminamos en dirección a la playa. Sin embargo, allí no había playas, solo desfiladeros de piedra volcánica

Regreso a región

Aunque aquel empleo me presentaba algunos problemas morales, necesitaba dinero, así que lo acepté. Mi cometido pasaba por entrar en las...

Un largo tiempo

LE BIG MAC | Escribiendo se jugó la vida y escribiendo la salvó, como sucedía antes, en un tiempo al que nadie querría volver. 

Esta sangre

Aún no había anochecido. Estaba escribiendo en mi cuarto cuando una gota de sangre cayó sobre el papel, que seguía, salvo por un par de...

Viento lunático

Pulsé el botón del mando de la llave y, en vez de los de mi coche, parpadearon los pilotos luminosos del que estaba aparcado justo al...

La mala memoria

LE BIG MAC | Hay una línea perversa que separa lo que no ha sucedido de lo que hemos olvidado

Frío industrial

Cuando sonó el teléfono, había escrito la primera frase de un cuento: «El reloj de pared, que llevaba parado desde el día del terremoto,...

Cruz de neón

Salí tarde de trabajar. Estaba tan cansado que nada más sentarme en el metro, me quedé dormido. Cuando desperté, había pasado mi...

Ocupar los parques

El ventilador de la estación me voló los papeles y perdí la tarjeta en la que había apuntado la dirección. Dejé pasar dos trenes y al...