martes 02.06.2020
La opinión de
Prisciliano Cordero del Castillo Sacerdote y sociólogo

La iglesia después del coronavirus

Desde un principio y para tranquilizar algunas conciencias, hay que decir que el coronavirus no es un castigo de Dios; no es el fin del...