martes 11/8/20
La opinión de
Ana Gaitero
Ana Gaitero Periodista de Sociedad

La playa puede esperar

Las vacaciones son un logro tan moderno que hay que ir a 1936, y a la Francia del Frente Popular, para documentar los primeros 15 días...

La democracia de los cuidados

A veces, las esperas nos llevan por caminos inesperados. Hace unos días, en el consistorio de Villadangos, me entretuve viendo una...

Con el bozal no veo

Mi primer año de estudiante en Madrid fue peculiar. Vivía en un quinto sin ascensor, en plena calle Preciados. Una pensión de mujeres...

Omaña cura heridas

Cirujales es un pequeño pueblo de Omaña, comarca cuyo próspero pasado ganadero, debido a la mantequera leonesa, pervive en sus...

Telecentros de salud

En la década de 1960 florecían los teleclub en las zonas rurales. Viejas escuelas, casas concejo o locales de nueva planta se...

Zahoríes de ondas

Había en la plaza no menos de quince niños y niñas. No se oía un ruido. Cosa rara. O no. La maquinita digital alimentaba el silencio con...

Todo nos sonaba a chino

Hoy les voy a hacer una confesión profesional. El Covid-19 trastocó nuestra forma de hacer periodismo, nos sacó de la redacción y de las...

Todo tiene su final

En mi pueblo hubo un secretario, de la época de Franco, que le ganó una batalla a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Los...

Decencia, señorías

La idea delirante de derribar el mercado del Conde para levantar una barra (al aire) libre es equivalente a la dialéctica mingitoria con...

La nueva normalidad

La escalera de la vida’, obra de arte urbano hecha por niños y niñas bajo la mirada de su profesor Carlos Cuenllas, da color y mucho que...

La distancia social

En los cuarenta minutos posteriores al hundimiento del Titanic los gritos de la gente ensordecían aquella noche blanca y gélida. Cuando...

Amapolas confinadas

El confinamiento nos llevó a la extravagancia. Por llamar de alguna manera a aquella fiebre de acumular papel higiénico, salir al...

Cuidarse

Las antiguas ordenanzas de la Mesta mandaban que los rebaños se desplazaran «al paso de una mujer hilando». Hoy no sabríamos cómo es ese...

Levantar la ruina

Si hay una provincia que entiende de ruinas es León. De derrumbes y escombros la provincia puede dar lecciones magistrales. Hay ruinas...

Los huérfanos de Balmis

Los niños y niñas pisan la calle después de 43 días de confinamiento. Y sacamos a la luz a los 22 infantes de la expedición de la viruela que inspiró a las fuerzas armadas la llamada operación Balmis

Nuestra vida en el limbo

La bolsa o la vida. Como en las películas del Oeste, el mundo, España, León, nuestro barrio, han de desbrozar lo urgente de lo importante. Es hora de que la economía esté al servicio de la vida.

El pico

Cada generación tiene unos referentes que más o menos se asientan en la adolescencia y juventud. El ‘pico’ es un símbolo triste de los años de la  transición. Ahora el pico es una esperanza. Como el arcoíris.

Vivir como antes

Ya nunca vamos a vivir como antes. Si acaso, pero tampoco, como antes de antes de esta pandemia que nos confronta con las grandezas y las miserias de la condición humana a cada minuto.

Las costuras del virus

Una legión de costureras trata de paliar el déficit de recursos sanitarios, cose que cose, mientras la Junta gasta tiempo y energía en llevar el material a Valladolid y traerlo de vuelta a las provincias...

Machi o la magia de la vida

AMachi, nuestro ‘hermano mayor’, le salvó la magia. Un prestidigitador se presentó un día en el taller de carpintería del colegio Don...