miércoles 14/4/21
La opinión de
Ana Gaitero
Ana Gaitero Periodista de Sociedad

La nueva normalidad

La escalera de la vida’, obra de arte urbano hecha por niños y niñas bajo la mirada de su profesor Carlos Cuenllas, da color y mucho que...

La distancia social

En los cuarenta minutos posteriores al hundimiento del Titanic los gritos de la gente ensordecían aquella noche blanca y gélida. Cuando...

Amapolas confinadas

El confinamiento nos llevó a la extravagancia. Por llamar de alguna manera a aquella fiebre de acumular papel higiénico, salir al...

Cuidarse

Las antiguas ordenanzas de la Mesta mandaban que los rebaños se desplazaran «al paso de una mujer hilando». Hoy no sabríamos cómo es ese...

Levantar la ruina

Si hay una provincia que entiende de ruinas es León. De derrumbes y escombros la provincia puede dar lecciones magistrales. Hay ruinas...

Los huérfanos de Balmis

Los niños y niñas pisan la calle después de 43 días de confinamiento. Y sacamos a la luz a los 22 infantes de la expedición de la viruela que inspiró a las fuerzas armadas la llamada operación Balmis

Nuestra vida en el limbo

La bolsa o la vida. Como en las películas del Oeste, el mundo, España, León, nuestro barrio, han de desbrozar lo urgente de lo importante. Es hora de que la economía esté al servicio de la vida.

El pico

Cada generación tiene unos referentes que más o menos se asientan en la adolescencia y juventud. El ‘pico’ es un símbolo triste de los años de la  transición. Ahora el pico es una esperanza. Como el arcoíris.

Vivir como antes

Ya nunca vamos a vivir como antes. Si acaso, pero tampoco, como antes de antes de esta pandemia que nos confronta con las grandezas y las miserias de la condición humana a cada minuto.

Las costuras del virus

Una legión de costureras trata de paliar el déficit de recursos sanitarios, cose que cose, mientras la Junta gasta tiempo y energía en llevar el material a Valladolid y traerlo de vuelta a las provincias...

Machi o la magia de la vida

AMachi, nuestro ‘hermano mayor’, le salvó la magia. Un prestidigitador se presentó un día en el taller de carpintería del colegio Don...

El magnolio florido

Parece que la vida se ha suspendido. Pero sigue su curso. La primavera se ha anticipado. Y ahora sabemos, más que nunca, la importancia...

'Imprentoras'

Imprentora era la mujer de pueblo capaz de sacar adelante una empresa, una idea innovadora o  un cambio en su comunidad. Así me lo...

Ana y el coronavirus

Ana, Anita, tiene diez años y acaba de vencer al coronavirus. Con lápiz y papel. Y, sobre todo, con la certeza de que quiere ayudar y sabe cómo hacerlo. Con la seguridad de que ella puede, sí que puede.

Caciques y paletos

Estoy segura de que la señora Díaz Ayuso no se ha parado a mirar la historia de la villa y corte. Ni tiene idea de cómo se ha levantado...

Quijotes

La única lucha que se pierde es la que se abandona. León no volverá a tener medio millón de habitantes ni en sueños. Pero quienes quedamos tenemos el deber de cuidarnos y de cuidar nuestra tierra.

Más que pelotas

Mis nociones de fútbol se limitan a los ecos que oigo en la redacción cuando la enfervorecida afición masculina comenta las jugadas o...

León al habla, y ¿el Bierzo?

Durante la II Guerra Mundial se hizo popular la expresión ‘London calling’ —Londres al habla— en las emisiones radiofónicas. The Clash hizo una canción con este título en 1979... Dicen que por supervivencia.

Empatía

Lo cuenta Siri Hustvedt en su libro La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres. Einfühlung nació como un término estético...

Hijos e hijas de la vida

CANTO RODADO | En mi casa no es que hubiera muchos libros, apenas recuerdo una enciclopedia y un tomo de cuentos que mi padre nos leía alrededor de la mesa camilla. Pero con el tiempo fueron entrando muchos libros en casa