martes 20/4/21

Diagnóstico Casado

El jaleo montado ayer con los presuntos problemas de la vacuna de Astra Zeneca me pilló con la columna a medio escribir. Así que tuve que retroceder tres casillas, como en ese juego de la oca al que se parece la gestión de la pandemia. Sí, giramos permanentemente buscando una meta que nunca llega, mientras unos caen al pozo o a la cárcel —por territorios o actividad económica—, eso si no les lleva la corriente... Ayer tocó mover ficha a la consejera sanitaria Verónica Casado. Como prueba de su origen ‘naranja’ hizo la batalla por su cuenta y declaró la guerra a la vacuna A-Z. De nuevo, a la unilateralidad que tanto agrava la pandemia. Decisiones sin mirar más allá, incluidas las miles de personas que en Castilla y León llevan en sus venas las dosis, o las que en otras comunidades miraban hoy mismo a la jeringuilla preguntándose si tendría la razón la que en su día nos dijeron que era la mejor médico del mundo...

Hacer pasar a Casado la prueba de la hemeroteca saltaría la ‘banca’. Ha dicho tantas cosas y ha decretado tantos límites que ya todo suena a Pedro y el Lobo. Un ejemplo: ahora ya sólo hay que cerrar bares, lo de los gimnasios y centros comerciales ha hecho mutis por el foro. Y con unos criterios cambiantes según el índice de 7 días, de 14, de porcentaje de transmisión, de ucis... A estas alturas casi ha hecho bueno al presidente Pedro Sánchez y su conocido rigor en los criterios... ¿Recuerdan que al más puro estilo Simón nos dijeron que la cepa británica serían dos o tres casos? Pues ya se le achacan el 75% de los positivos y que en su contagiosidad estuvo la clave de la tercera ola y no tanto en que alguno fue a ver a su madre...

Donde se merece un homenaje es en Ponferrada. Periódicamente mira a la capital berciana —a pesar de que tiene su hospital hecho unos zorros y con los peores datos en listas de espera y plazas de médico vacantes— para señalarla como epicentro de los riesgos. Justo el territorio que se adelantó a todo El que a día se hoy anda por los 20 casos por 100.000, con León en 135, San Andrés del Rabanedo en 80 y varias capitales por encima de los 150. Dice una médica que el milagro del Bierzo es precisamente la fiebre que evidencia su mal mortal. Frente a su dinamismo pasado hoy no llega nadie porque no hay nada que hacer. A lo que iba. Tenemos una pandemia gestionada por los que no entienden de números. Si hoy hay 5 casos nuevos en Ponferrada se habrá ¡disparado! su balance un 25%... Uf. Las estadísticas hay que saber diagnosticarlas...

Diagnóstico Casado
Comentarios