miércoles 21/10/20

La Mesa por León se gripa

Son incontables las leyendas y sucedidos de ese afán tan extendido por estas tierras de buscar el peor posible de los puntos de vista sobre cualquier asunto. Personalmente me quedo con un episodio que presencié en la redacción del Diario en una víspera de los Reyes Magos. Nuestra inigualable compañera Asun despidió al muy leonés Luis el Maquetas con un «que te traigan muchas cosas los Reyes». La respuesta fue inmediata. Creo que ni siquiera llegó a girarse del todo para entonar un inapelable «mientras no se lleven nada...».

Lo que unos llaman pesimismo, quizá sea cuestión más de victimismo o probablemente de realismo. La leyenda negra tan española podría tener sus raíces en aquello de que sin León no hubiera España... A la vista de los episodios de los últimos días o incluso horas resulta tentador creer que «habelas hailas» y que esto no tiene remedio. Nuestra Mesa, la que parecía el último tren se ha gripado, se ha hundido en esa pandemia —ya ha sido catalogado como tal— que envía directamente a la vía muerta cualquier tren que intente avanzar por otros carriles.

Quizá a más de uno le sirva para salvar la cara. No estaban muy claras las patas de una mesa en la que las ausencias fueron más que evidentes en la primera jornada. ¿Un gran pacto con sólo una de las patronales? ¿Con más sindicalistas que representantes de otras instituciones o entidades? ¿Sin el alcalde de León? ¿Ni el de Ponferrada, San Andrés...? ¿Sin la Universidad? El barniz dado a la mesa brilla mucho, pero al rascar afloran muchas cosas. No había casi mujeres. Pero no por machismo de los convocantes, venía de raíz. ¿Nunca hubo una mujer capacitada para liderar un sindicato en León, en la Comunidad, o en España?

Las cohabitaciones entre Ayuntamiento y Diputación facilitarían un auténtico manual de desencuentros e intrigas. Ni Silván ni Majo, ni mucho menos Gutiérrez y Carrasco fueron capaces de convivir con normalidad, cuando curiosamente por la tarde se veían condenados a aguantarse en la sede del partido que compartían. Ahora se trasluce una pugna autonomista/mesista de guión previsible: Morano, Turiel, Paco Fernández... Mirando el retrovisor es fácil comprobar que el virus leonesista sólo da mocos en cada episodio recurrente...

La Mesa por León se gripa
Comentarios