miércoles 19/5/21

Dejad de votar

El problema de España no es Cataluña o el País Vasco. Empiezo de nuevo. El problema de España no es solo Cataluña o el País Vasco. La gran pesadilla es cómo abordar un futuro no demasiado lejano en el que la mitad del territorio sea una incógnita cuando no una tundra cuya supresión en el inconsciente colectivo arrase su presencia en los mapas. Seremos un vacío a la sombra de los satélites y llegará un día en el que se inventarán un nuevo meridiano para borrar un territorio colonizado por el olvido. Eso es el oeste del país, una península cada vez más desmembrada de la tierra firme de los que saben que existen. No es sólo León. Cada vez son más los territorios cuyos ‘menos’ decrecen hasta convertirse en nada.

La política pasivo agresiva con la que de manera histórica se ha tratado a León ha logrado el fin que buscaba. Poco a poco han conseguido convertirnos en el kilómetro cero del paro, la despoblación y la vejez. «Las ciudades (...) se acaban con el tiempo, con el paso de los hombres, con la agresión de los vientos garduños. Era Crémer el que hablaba de Maqueda en Los trenes no dejan huella.

Sólo si cambiamos de camino, podremos desviarnos del destino al que otros nos encaminan. ¿Qué tal dejar de existir para lo único que nos quieren? ¿Y si no votáramos en las elecciones autonómicas? ¿Se imaginan? Ese sí sería un gran referéndum para iniciar el sendero hacia la autonomía.

Por que —pregúntenselo— ¿qué quieren todos de nosotros? Cada vez que acudimos a votar nos convertimos en sus siervos, en sus colaboradores necesarios para que nada cambie, para que todo siga igual, para que el sistema diseñado desde Valladolid continúe haciendo bufa de todos los leoneses, de nuestras expectativas y de la amputación que ya han perpetrado con nuestro futuro.

Sueldos y una coartada para que parezca que todo es normal. Para eso votamos.

Es el único poder que tenemos; el único que nos queda para evitar que los cinco mil huidos que se van sin dejar huella puedan mirar atrás con la certeza de que cuando vuelvan aún estaremos aquí.

Dejad de votar
Comentarios