sábado. 13.08.2022

Olegario

No se encuentra Olegario Ramón con los ciudadanos, que es que no paran de sacarle cosas los de la oposición, con lo formal y trabajador que es Olegario. Olegario, que es tan feminista y tan fetén, y se preocupa tanto de los vecinos y está tan implicado en las grandes causas de la humanidad. El problema de Olegario es que es un incomprendido y, además, le va mucho eso de criticar a todos los que no le bailan el agua, que son la mayoría.
Olegario debería pensar que tal vez el cargo le queda grande porque últimamente —en los tres años que llevamos— no recibe más que cargas y eso no compensa, Olegario, que hasta te persiguen con eso de la noche templaria, que vas tú y te la llevas al río y, claro, pues no es lo mismo un río, aunque sea el Sil, que un castillo, pero tú lo hiciste con la mejor intención, me imagino que para darle un tono más populachero, que es lo que tiene la política que no lo es, que confunde churras con merinas. 

Olegario sería un fuera de serie si no porque en Ponferrada se han roto ya tantos moldes que el suyo perdió la horma hace tiempo.
Olegario no sabe muy bien la razón por la cual es alcalde. Yo creo que los ponferradinos, tampoco, así que se dedica desde hace tiempo a dejar el tiempo pasar y decir cosas —más bien cositas— para ver si en alguna de esas discusiones consigo mismo se traga sus palabras y descubre que ha tenido alguna idea. 

La pregunta es ¿para quién trabaja Olegario? ¿Para el PSOE o para los ciudadanos que le votaron —fueron más los que no lo hicieron—? Porque a estas alturas, aún no ha sacado la patita para mostrarnos cuál es su proyecto de ciudad o de comarca, más allá de lo que le dictan desde Valladolid Ana Sánchez y Luis Tudanca, que parece que quieren seguir de derrota en derrota hasta el desastre final. Igual que Olegario, que en esta ocasión no tendrá con quien pactar. Si el PB tuviera algo de honor debería hacerse el harakiri y Podemos... ¿qué fue de Podemos?

Pues nada, Olegario, aprovecha, que aún te queda una Noche Templaria.

Olegario
Comentarios