viernes. 19.08.2022

Editorial | La factura en diferido que deja el covid

El mundo giró en torno a la pandemia y ahora empieza a emitir facturas. La empresa concesionaria de la ORA en León ha elegido una fórmula adecuada para saldar el desajuste que el covid causó en un negocio que se antoja ventajoso. Dos años después de aquella quiebra que obligó a dejar a la gente en casa, sigue el proceso de los afectados para tratar de restituir el desfase entre ingresos previstos e ingresos reales; comenzó el servicio de trasporte urbano, y ahora pide la vez la concesionaria de la ORA. Parece una cadena de reclamaciones, alentada por la normativa, que tiene nombre en el real decreto 8/2020 de 17 de marzo, que se dotó como arma frente al impacto económico y social de la pandemia. En compensación por aquellos momentos de calles vacías, de actividad suspendida de cobro por el estacionamiento, la empresa ya ha solicitado un año más de gestión de este proceso, que tiene fecha de caducidad en 2026. Las administraciones no han acabado de pagar la factura del covid, a tenor de la tendencia al equilibrio económico.

Editorial | La factura en diferido que deja el covid