sábado. 04.02.2023

EDITORIAL. Más control de la normativa en los locales nocturnos

La inmensa mayoría de los locales musicales de León capital no tiene operativo su sistema de medición de ruidos, un dispositivo que es obligatorio según una normativa municipal que instó a su instalación hace 14 años.

El mapa del ruido de la ciudad ya indicó hace dos años que más de 37.000 personas sufren niveles por encima del permitido por la ley, un índice que tiene en las zonas de ocio nocturno uno de sus focos principales y si los medidores acústicos no funcionan es imposible determinar la afección del ruido en los vecinos del entorno.

La cuestión no es baladí. El ruido enferma y es uno de los principales problemas de salud pública y además puede llegar a expulsar a los habitantes de sus hogares cuando ven que la lucha contra los locales nocturnos es una causa perdida.

Por ello es interesante que se ponga en marcha una nueva campaña de concienciación para que los responsables de los establecimientos cumplan la normativa. Pero lo que es todo un acierto es que se cree una nueva unidad en la Policía Local para que se encargue de la inspección de actividades y el control de los establecimientos comerciales y hoteleros de la capital.

Esta iniciativa no sólo garantizará que se cumplen las ordenanzas. También velará por que se lleve a rajatabla la normativa de seguridad en los locales, salidas de emergencia, extintores, condiciones de salubridad y una vertiente también muy demandada: que se respete las restricciones de venta de determinados productos a menores.

EDITORIAL. Más control de la normativa en los locales nocturnos
Comentarios