viernes. 12.08.2022

Editorial | Una oferta de alquiler de más calidad

León no es un mercado atractivo para los grandes operadores de la vivienda de alquiler, pero la demanda de pisos en renta es una enorme oportunidad para los pequeños ahorradores, y también una necesidad que cubrir con urgencia. Más allá de los evidentes problemas de habitabilidad de los colectivos más vulnerables, una realidad urgente en la que las administraciones públicas están tardando en actuar con medidas adaptadas a la realidad de cada zona del país (y la de León es desde luego muy distante de la de las grandes urbes o las poblaciones que son reclamo turístico), lo cierto es que existe una distancia enorme entre la demanda de pisos de alquiler y las viviendas que se ofertan en la provincia.

En León hay una demanda muy concreta, enfrentada a una oferta que en realidad no quiere rentabilizar sus propuestas. La mayor parte de las viviendas que se alquilan (casi 24.000, casi todas en la capital y su alfoz) no reúnen las condiciones mínimas que exigen incluso las rentas más bajas. Los problemas de vivienda son complejos. La realidad del mercado del alquiler clara. Si falta calidad, no se puede exigir rentabilidad. Cuestiones sociales y vulnerables a parte, no se puede pedir por lo que no se da. Sin una oferta de calidad es difícil convencer a un mercado muy limitado. La propuesta de alquiler local necesita un revulsivo de adaptación a las nuevas exigencias. La cuestión es si la demanda podrá responder.

Editorial | Una oferta de alquiler de más calidad