viernes. 01.07.2022

Editorial | Una renovación que limpiará los cauces urbanos de los ríos leoneses

La Confederación Hidrográfica del Duero y el Ayuntamiento de León ultiman un convenio que facilitará una mejora muy notable en la situación que presentan los cauces de los ríos Torío y Bernesga en la capital y en su entorno. Desde hace tiempo se demanda la supresión de elementos construidos hace ya décadas que hoy suponen una complicación para que el río presenta una situación adecuada desde un punto de vista medioambiental. El objetivo de las inversiones cifradas en un millón de euros es conseguir suprimir los muros, azudes e incluso pasarelas que no son adecuadas a la conservación de un acuífero en pleno siglo XXI. Una de las claves del proceso será impulsar una adecuada gestión de los sedimentos, especialmente el Bernesga, y que generan evidentes problemas dentro de la zona más urbana del río. Se pretende reordenar las cosas para conseguir una conservación fluvial mucho más acorde con los actuales parámetros que se tienen en cuenta desde un punto de vista natural.

La prioridad de conseguir una ordenación limpia y buscando su función social es la premisa de este convenio que incluye la apertura de dos espacios verdes nuevos en el entorno de los cauces aprovechando el suelo ahora abandonado. Los ríos en las ciudades viven una transformación radical. Tras décadas de abandono las ciudades quieren reintegrarlos y ponerlos en valor. La afluencia de ciudadanos cada día a las zonas de ocio de ambos ríos prueba ese cambio.

Editorial | Una renovación que limpiará los cauces urbanos de los ríos leoneses