miércoles 25/5/22

Editorial | Un asunto pendiente de abordar con urgencia

La multiplicación de la población de jabalíes se ha convertido en un problema alarmante en varios ámbitos, al que sin embargo las administraciones no acaban de hacer frente. Sin datos oficiales (lo que ya demuestra dejadez) se calcula que el número de ejemplares se ha multiplicado por tres en la última década. El Gobierno encargó a las autonomías que se hicieran cargo en sus territorios del control de esta población que crece exponencialmente, pero de momento no se han puesto en marcha medidas que permitan acotar el peligro que suponen estos animales salvajes.

Peligro desde luego para los conductores, ya que provocan miles de accidentes en la provincia cada año; pero también pérdidas importantes para los agricultores. Y un riesgo constante para los ganaderos, ya que mantienen activas enfermedades que afectan a sus cabañas. Seguir sin afrontar esta realidad es una irresponsabilidad lamentable.

Editorial | Un asunto pendiente de abordar con urgencia