martes 19/1/21

Editorial | Los autónomos merecen un apoyo constante

El confinamiento y el cierre de los negocios han puesto al límite a un tercio de los autónomos de la provincia, un sector clave para la estructura económica de León y que apenas despierta de una pesadilla que no han podido superar muchos afiliados. Ellos son el símbolo de ese emprendimiento que tanto llena la boca de los gestores a la hora de dar respuestas a cómo revertir el declive de un territorio y, a su vez, conforman el colectivo del que nadie se acuerda cuando el panorama se oscurece. En estas circunstancias, se han convertido en expertos en exprimir su ingenio para superar una crisis tras otra y alguna lección de supervivencia podrían dar si tuvieran la oportunidad de ser escuchados. Los autónomos se enfrentan a partir de ahora al desafío de no quedar descolgados de esta ‘nueva normalidad’ y de hacer malabares para acceder a los apoyos que proporciona el Gobierno. La mayoría tendrá que echar muchas cuentas para saber a qué ayudas puede acogerse, teniendo en cuenta que los criterios pasan porque en este tercer trimestre que ahora comienza, ya con actividad, deberán registrar unas pérdidas similares a las que tuvieron durante el estado de alarma, calculadas en un 75 por ciento de su facturación. Sólo así podrán seguir accediendo a las subvenciones de 670 euros mensuales por cese. Aunque las medidas aprobadas esta semana supondrán un respiro para algunos, otros tantos no podrán superar el azote de la crisis y necesitarán un nuevo empuje para volver a formar parte del tejido económico.

Editorial | Los autónomos merecen un apoyo constante
Comentarios