martes. 09.08.2022

Editorial | El Carbosillo y el rosario de desgracias para una senda

La senda del canal del Carbosillo, de San Andrés del Rabanedo a Ferral del Bernesga, nació con mal fario. Una tormenta transformó en 2014 su llanura de zahorra en una sucesión de socavones al desbordarse el cauce por falta de limpieza. Una tarea que CHD desdeñó, al igual que obvió los 300 árboles plantados, que se secaron. Su pasividad demuestra el desapego hacia el dinero público de algunos organismos por el escaso seguimiento a una obra de 2,2 millones. Hubo que reparar, replantar y sustituir mobiliario recién estrenado. Los seis años siguientes, CHD desoyó decenas de peticiones de San Andrés para limpiar el canal y evitar nuevas desgracias y mayores costes, como ocurrió con los temporales Daniel y Elsa, pero su manera de ceder fue autorizar en 2020 al Ayuntamiento a asumir esas tareas.

Editorial | El Carbosillo y el rosario de desgracias para una senda