sábado 23/1/21

Editorial | El complejo encaje de las restricciones para buscar eficacia con el menor daño

León ya está sumido desde la medianoche en nuevas restricciones para frenar la pandemia. Parece fuera de duda la oportunidad de actuar con diligencia para combatir cuanto antes esta tercera ola, apostando por que ese daño preventivo sea suficiente para que en el futuro no sean necesarias medidas más drásticas. Pero lo que si cabe es el debate sobre cómo deben ponerse en marcha esas medidas de contención y prevención. A estas alturas, y tras casi un año de pandemia, intentar sustentar las decisiones en las opiniones de expertos se hace cada vez más complejo. Hay demasiado ruido, porque han sido demasiadas y muy reiteradas las contradicciones, y esas apelaciones a personas o instituciones sobre las que no se aclara su filiación, pero curiosamente siempre parece que apoyan lo que dice el que habla o escribe.

Durante las dos próximas semanas la provincia sufrirá el cierre de la hostelería —con la excepción de las terrazas—, de los centros comerciales y de los gimnasios. Es una apuesta de la Junta sobre la que caben todos los debates. Está claro que hacen falta medidas, pero en otros territorios se apuesta por otras fórmulas y tampoco está claro que esta clausura tiene eficacia directa contra el covid. En otoño, el descenso de casos llegó tras el toque de queda pero la reapertura a primeros de diciembre de la hostelería, comercios grandes y gimnasios no generó un incremento de casos como se había pronosticado desde algunos sectores, puesto que tuvo que pasar casi un mes hasta que tras la Nochevieja llegase el cambio de tendencia.

En todo caso, los hosteleros o los propietarios de gimnasios y grandes comercios de León o Ponferrada tienen razón al cuestionar un cierre sin matices. Sin mirar dónde están realmente los casos. Quizá sería importante que con todo lo experimentado durante diez largos meses de pandemia se fijasen más y mejor los territorios con alta incidencia para aplicarles las medidas, sin generar un daño generalizado en una provincia como la de León, en la que son incontables las pequeñas y medianas empresas que malviven al límite. El efecto en cadena de este bloqueo llega a demasiados sectores. Quizá es la hora de buscar más eficacia con un menor daño.

Editorial | El complejo encaje de las restricciones para buscar eficacia con el menor daño
Comentarios