viernes. 01.07.2022

Editorial | Compromiso para crear riqueza en la vega del Tuerto

En la zona baja de la vega del Tuerto se está fraguando un paso importante para convertirse en una de las más prometedoras áreas hortofrutícolas de la provincia. Las agricultores trabajan en el empeño de unir sus fuerzas en una única comunidad de regantes con la fusión de las seis agrupaciones y comunidades actuales bajo una única dirección. Se trata de poner en acción más de 1.860 hectáreas con la modernización de regadío al servicio de una zona con especial vocación hortícola. Los ayuntamientos implicados ya han dado vía libre a las concentraciones parcelarias y las comunidades de regantes han aprobado en asamblea la transformación. Ahora es necesario que las administraciones pertinentes —la Junta y la Confederación Hidrográfica del Duero— atiendan las demandas de los cultivadores, especialmente en lo que se refiere a la declaración de interés general que facilitará la anexión de nuevas fincas a un proyecto con futuro y que aspira a experimentar con nuevos cultivos, es decir, a enriquecer la producción agrícola de la provincia. No les falta razón a los promotores de la iniciativa en aducir que el desembarco del regadío en sus fincas puede ser el argumento definitivo para que los jóvenes de la comarca decidan quedarse en sus hogares y contribuir a fijar población y, con su trabajo, a que sus pueblos prosperen. Pero para ello hace falta que exista compromiso real de respaldar las inversiones necesarias para que la modernización dé un vuelco total a la agricultura de la zona.

Editorial | Compromiso para crear riqueza en la vega del Tuerto