martes 24/5/22

Editorial | Condena ejemplarizante en carretera

Nada podrá devolver la vida al matrimonio que murió en junio de 2018 en Matallana de Valmadrigal, atropellado por un conductor ebrio; ni la paz a su hijo y a su familia. Pero la condena al autor de las muertes de los peregrinos que recorrían en bici el Camino de Santiago y el reconocimiento no sólo del daño causado al pequeño, sino a una familia que tuvo que cambiar de forma «radical» su manera de vivir, pone de nuevo sobre la mesa que las consecuencias de las conductas irresponsables distan mucho de ser accidentes. El autor del atropello no sólo conducía bajo los efectos del alcohol, sino que tiene un largo historial de consumo de sustancias que alteran su capacidad de respuesta. Quizá en casos como este habría que plantear la necesidad de retirar de la carretera a aquellas personas reincidentes en adicciones que pueden tener gravísimas consecuencias para otros. Prevención, antes de llegar a lo que no tiene remedio.

Editorial | Condena ejemplarizante en carretera
Comentarios