lunes 24/1/22

Editorial | Un conflicto ajeno que deja a 13.000 leoneses en tierra

Mas de 3,5 millones de euros y las vacaciones de 13.000 leoneses mayores de 65 años están en juego debido a los procesos judiciales abiertos entre las grandes empresas de turismo que optan a trabajar con estos paquetes turísticos. Después del cerrojazo que la pandemia obligó a aplicar a estos viajes, la situación actual preocupa seriamente a los operadores leoneses que ven como se les pueden escapar de las manos los principales ingresos de la temporada baja, muy necesarios para aliviar las cuentas de un sector duramente castigado por la crisis sanitaria. No les falta razón a las agencias cuando argumentan que, además de sembrar de incertidumbre los desplazamientos de los jubilados leoneses, este tipo de conflictos judiciales no benefician en absoluto la fiabilidad del sector turístico respecto al resto de la población e incluso ante los posibles visitantes extranjeros. Hay que tener en cuenta que León no solamente ‘exporta’ viajeros, sino que también es receptora de unos 4.000 turistas mayores que se desplazan desde todo el país para conocer la provincia, un recurso muy esperado para cualquier otoño tranquilo para la restauración y la hotelería y que también sirve para mejorar las estadísticas anuales de desplazamientos en el aeropuerto de León.

De momento parece descartado que los viajes se inicien este octubre, pero es inconcebible que el Programa Turismo Imserso 2021/2022 permanezca paralizado ante un complejo proceso judicial que implica a las grandes empresas y a la administración.

Editorial | Un conflicto ajeno que deja a 13.000 leoneses en tierra