miércoles. 17.08.2022

Editorial | La deuda de la justicia con la provincia

Al margen de estadísticas más o menos puntuales, que en la actualidad señalan determinados focos de atasco necesitados de soluciones, los juzgados de la provincia de León exigen medidas estructurales urgentes que transporten a los nuevos tiempos a aquella provincia que se metió en el furgón de cabeza con la implantación de la Oficina Judicial y que ahora clama refuerzos.

La creación de los Tribunales de Instancia viene a meter en el siglo XXII a una demarcación judicial singular. Los juzgados de paz cumplen una labor que el nuevo sistema no deja de lado, pero que se convierte en complementaria para la gran apuesta.

Se trata de llevar los modelos de las audiencias provinciales a los Juzgados de Primera Instancia (mayoritarios en León) con el fin de articular una solución que puede ser ideal para el panorama actual: nombrar jueces sin necesidad de crear juzgados. Básicamente, porque la provincia no está a la cabeza de unidades a crear y porque luego, cuando llegue el modelo venidero, el problema será el de siempre y tampoco llegarán los profesionales, bajo la excusa de la falta de dotación.

Con todo, es bueno que se articulen nuevas medidas para prestar un servicio esencial.

Editorial | La deuda de la justicia con la provincia