domingo 25/7/21

Editorial | Dignidad para dotar de infraestructuras al noroeste en igualdad de condiciones

El desequilibrio que existe en España choca directamente con los principios de la Constitución, que pone bien claro la obligación de que se corrijan las desigualdades con una acción pública basada en la solidaridad. Lamentablemente la realidad que padecen los territorios alejados de los centros de desarrollo nada tiene que ver con todo esto. Y la zona oeste de la Península, y especialmente el noroeste, se ve cada día que pasa más arrinconada en cualquier tipo de planes de inversión o en programas de impulso económico.

Ayer se reunieron en Vigo los máximos responsables de Galicia y Castilla y León. Alberto Núñez Feijóo y Alfonso Fernández Mañueco pusieron voz al evidente abandono que sufren sus comunidades en materia ferroviaria. Usaron la palabra ‘dignidad’ para demandar el desarrollo del plan director del Corredor Atlántico en un plano de igualdad con respecto a otros territorios. Pero quizá la ciudadanía puede plantearse con total justicia si esa demanda será útil. Los dos grandes partidos que han liderado el Gobierno de España durante las últimas décadas han necesitado de apoyos de formaciones de determinados territorios y nos han malacostumbrado a aceptar las injusticias. Los representantes locales y autonómicos de PP —en este caso— y de PSOE parece que sólo se acuerdan de alzar la voz cuando gobierna el otro. Seguro que todo esto sería más eficaz si cada uno fuese con las demandas a Madrid en la etapa que deciden sus compañeros de formación. Ahora los que pueden hacer algo son los socialistas y podemitas.

,Texto

+Texto

GTexto

Editorial | Dignidad para dotar de infraestructuras al noroeste en igualdad de condiciones