jueves 19/5/22

Editorial | Efectos reales para las crisis familiares

El alza de precios que se registra de manera generalizada, junto al conflicto concreto de la luz y los combustibles, está tensando la situación de muchos hogares. La voz de alerta la lanzan los administraciones de fincas. Crecen los impagos en las comunidades de vecinos evidenciando ese mal que siempre genera la inflación y que daña a los más débiles. El perjuicio se plantea de manera especial en los edificios con menor número de viviendas —en muchos casos de mayores—, donde el daño es más grave para el resto de vecinos puesto que son menos los que ayudan a cubrir la morosidad. Los profesionales exigen al Gobierno más sensibilidad hacia un sector en el que nada se ha hecho. Pero que pone en evidencia la grave crisis en la que se están sumiendo muchas economías familiares. Los efectos reales de la sucesión de conflictos que se acumulan en los últimos meses tienen unas consecuencias crecientes para demasiados hogares.

Editorial | Efectos reales para las crisis familiares