viernes 18/6/21

Editorial | Esfuerzo colectivo para devolver al Ayuntamiento de León la actividad

Las familias y las empresas saben bien del problema que supone un gasto desproporcionado, más allá de las posibilidades reales. El debate sobre el endeudamiento de las administraciones está muy presente en los últimos años. Los expertos aseguran que un nivel razonable debe estimarse como positivo, para incentivar la actividad en la economía y garantizar las acciones del Estado de Bienestar. Pero los excesos generan evidentes problemas y un buen ejemplo es el Ayuntamiento de León, que ha arrastrado durante demasiados años una situación de permanente recorte y control para pagar los excesos del pasado. Desde hace una década los sucesivos alcaldes han tenido que aplicar unos programas extremos de vigilancia del gasto para conseguir devolver la normalidad a las cuentas municipales. Sin duda, esto ha generado unas injusticias y unas faltas de atención a las necesidades de la ciudadanía que no deberían haberse producido nunca.

El mérito acumulado por las últimas corporaciones da frutos ahora al conseguir estabilizar el Ayuntamiento. Una crisis de este calibre ya la han pasado otras instituciones como la Diputación o el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo. Sin duda, será importante en un futuro una actuación en lo público con más responsabilidad. El gasto público es muy importante y dilapidar en el presente acaba derivando en un daño grave, como el que ha tenido que padecer la ciudad de León a lo largo de esta larga década de limitaciones constantes.

Editorial | Esfuerzo colectivo para devolver al Ayuntamiento de León la actividad