jueves 26/5/22

Editorial | La ganadería extensiva necesita respaldo

Los protocolos de actuación en explotaciones ganaderas afectadas por la aparición de enfermedades están de plena actualidad con el caso del ganadero de Lario que tiene en vilo su ganadería de 140 reses por la detección de un positivo en brucelosis en uno de sus animales. El vaciado de la explotación, que supone el sacrificio de todas las vacas para atajar la propagación de la enfermedad, es la medida más drástica que se puede aplicar y debería ser de carácter excepcional, no solo por el alto coste que supone para el ganadero si no también para la administración que deberá hacerse cargo de la indemnización correspondiente. Parece que el nuevo consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas, está por la labor de «sentarse a hablar» sobre una cuestión que amenaza con poner en pie de guerra a la Montaña Oriental Leonesa, donde el malestar por el caso de Lario es palpable, pues atenta directamente contra un sector, el de la ganadería extensiva, muy vulnerable y que requiere mucho más respaldo de las administraciones.

Editorial | La ganadería extensiva necesita respaldo