jueves 15/4/21

Editorial | Una gestión que se desangra en todos los frentes

El hartazgo de los ciudadanos por todo lo que está pasando se hace cada día más comprensible analizando la realidad que vivimos, a escasos días de que acumulemos once meses de pandemia. La EPA pone números a una realidad que se palpa en las calles. La tragedia económica tiene unos efectos dramáticos y, lo que es más grave, se hace imposible aventurar una fecha para el cambio de tendencia. Se han sacrificado miles de empleos y de pymes, pero a esas víctimas de la gestión que estamos padeciendo tiene que resultarles especialmente complicado el entender su sacrificio cuando vivimos una tercera ola de coronavirus, con los contagios desbocados y los hospitales más allá de los límites que resultan razonables. Las gestión de la pandemia se desangra acuchillada por las constantes y flagrantes incoherencias. Mientras padecemos unas estadísticas covid —que no debemos olvidar que son seres humanos que sufren y mueren— en España todo parece condicionado por unas elecciones autonómicas en Cataluña. Supondrá un movimiento de cientos de miles de personas cuando todos los llamamientos son a quedarse en casa. Inexplicable que no haya herramientas legales en pleno estado de alarma. Seguimos hundiéndonos cada día más en una crisis sanitaria, con unos hospitales que siguen en precario en personal y en medios. Y en una crisis económica que envía cada día a gente para casa sin una mínima esperanza de que podrá volver a trabajar. El ingente sacrificio social de los españoles no se merece un comportamiento tan egoísta de sus mandatarios. Ni siquiera se ha logrado una gestión limpia de las vacunaciones. Con este panorama alguien debería replantarse los cacareados comités de expertos para no seguir tomando medidas que sólo complican aún más las cosas..

Editorial | Una gestión que se desangra en todos los frentes
Comentarios