lunes 23/5/22

Editorial | Inacción frente a la principal denuncia vecinal

Las quejas vecinales sobre el alumbrado (más bien sobre el déficit de iluminación) se han convertido en dos años en el principal motivo de descontento de los leoneses. El contrato por el que se renovó el sistema de iluminación de la ciudad no se cumple, como pone de manifiesto el mismo servicio de Gestión Energética municipal; y hace más de un año se elaboró un plan de mejora de las zonas de sombra ya identificadas. Pero nada se ha hecho.

El Ayuntamiento de León sigue sin ejecutar el proyecto para reforzar el alumbrado en esas zonas que han quedado en penumbra con un proyecto de iluminación ideado para mejorar no sólo la eficiencia energética, sino la vida en las calles, y que ha demostrado ser un fiasco. Ni se le exige a la UTE encargada de llevar a cabo el proyecto (con un contrato de más de 20 M€ en 20 años) ni ejecuta el crédito de más de 400.000 € para mejoras que se aprobó hace un año. Una inacción tan incomprensible como injustificable en un servicio fundamental para los vecinos.

Editorial | Inacción frente a la principal denuncia vecinal