domingo. 05.02.2023

Editorial | Una Justicia que esquive tanto sobresalto

La huelga de letrados de la Administración de la Justicia —los antiguos secretarios judiciales— supone un serio inconveniente para la gestión de un poder fundamental del Estado. Se generarán aplazamientos y nuevos retrasos, pero deben entenderse a la luz del incuestionable derecho a la huelga que tienen todos los trabajadores y funcionarios. Parece evidente que para llegar a esta situación límite se ha producido una trayectoria que ha supuesto un fracaso, como respalda esa mayoría de letrados judiciales que han optado por el paro.

Con un punto de vista más global, resulta evidente que la Justicia no ha sido capaz de alcanzar un sistema estable, ajeno a los constantes problemas y a la acumulación de una serie de males endémicos que siempre condicionan su puesta al día. Es cierto que en las últimas décadas se han realizado reformas profundas en sus estructuras pero algo falla para llegar a esa normalidad imprescindible.

Editorial | Una Justicia que esquive tanto sobresalto