sábado 21/5/22

Editorial | Lleno hotelero y precios disparados

Que miles de personas lleguen a León, ocupen sus plazas hoteleras y disfruten de la oferta turística y la gastronomía dejando buenos réditos en el sector al que la ciudad ha fiado gran parte de su riqueza siempre es una buena noticia. Que los precios se fijan en función de la oferta y la demanda es una norma elemental del sistema económico implantado. Así las cosas, que lleguen casi 4.000 opositores un fin de semana a la capital garantiza el lleno con semanas de antelación y dispara estratosféricamente los precios que los aspirantes a maestros tendrán que abonar para intentar cumplir su sueño laboral. Más de 400 euros por noche se llegan a pedir en los hoteles locales.

Si con las apreturas de la pandemia estas empresas exigieron ayudas públicas para solventar sus dificultades, habría que reclamarles también cordura y solidaridad ante eventos como el del 17 de junio en León. No se puede estar sólo y siempre a las maduras.

Editorial | Lleno hotelero y precios disparados