domingo 22/5/22

Editorial | El minifundismo, también en el monte

El minifundismo, la dispersión de fincas y la falta de rentabilidad que supone su explotación impiden la profesionalización y la modernización de un sector con fuerte potencial no sólo económico, sino de generación de empleo y fijación de habitantes en las zonas rurales. A parte de la importancia que tiene para la sostenibilidad medioambiental. Más del 90% de los montes y bosques de la provincia (la que tiene mayor potencial en la Comunidad en este campo) no cuenta con la certificación exigida para garantizar su gestión sostenible y la trazabilidad de sus productos. A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años por la Junta y las asociaciones sectoriales, el volumen de explotaciones y producción forestal certificado en la provincia es apenas testimonial. Los terrenos pasan (cada vez más divididos) de una generación a otra y quedan en manos de familias para las que no son una apuesta económica. El resultado es un recurso con potencial que se pierde.

Editorial | El minifundismo, también en el monte