lunes 24/1/22

Editorial | Mínimo interés inversor para asegurar a las cuencas mineras una transición justa

La resolución provisional de ayudas del Instituto para la Transición Justa correspondiente a la convocatoria de 2021 sólo dejará en la provincia el 10% de los fondos mineros, 16 de los 145 millones de euros disponibles. La preocupante primera reflexión que se destila de esas cifras es que las cuencas mineras leonesas sólo despiertan un mínimo interés para las inversiones de las grandes empresas que optan a esas subvenciones por implantar sus proyectos en las zonas mineras hasta 2023. Y la segunda, que tres de las cuatro iniciativas que concurren a esa convocatoria tienen como objetivo la apertura de centros residenciales para personas mayores. Es decir, que no sólo generarán muy pocos puestos de trabajo —75 en total—, sino que además será exclusivamente empleo femenino.

Si las comparaciones son casi siempre odiosas, en este caso resultan además dolorosas, porque Asturias absorberá la mitad de la inversión total para crear más del doble de puestos de trabajo. Tampoco mejoran el balance para la provincia los pequeños proyectos: 19 propuestas para 32 empleos y ocho autónomos. Esas ayudas tienen como finalidad promover la localización de proyectos de inversión en zonas afectadas por la reestructuración de la minería para impulsar actividades económicas alternativas al carbón e incentivar su desarrollo. El resultado, a la vista de estas cifras, es realmente desolador. El cierre de la minería y el final de la generación eléctrica con carbón dejó herida de muerte a gran parte de esta provincia. Y la transición que se prometía justa no parece que vaya a permitir a las cuencas leonesas recuperar el pulso vital que las pueda rescatar de la unidad de reanimación.

Editorial | Mínimo interés inversor para asegurar a las cuencas mineras una transición...
Comentarios