viernes 21/1/22

Editorial | Un necesario impulso para generar estrategias contra la despoblación

El Gobierno, a través de la secretaria de Estado de Digitalización, anunció ayer en León en la inauguración del Enise que organiza el Incibe en el Palacio de Exposiciones una inversión superior a los 450 millones en los próximos tres años para el sector de la ciberseguridad, lo que efectivamente constituye una puesta sin precedentes para captar el talento y fomentar la innovación.

Artigas ha hecho este anuncio durante su participación en la inauguración del decimoquinto Encuentro Internacional de Seguridad de la Información ( Enise), organizado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) que se desarrolla entre hoy y mañana en el Palacio de Exposiciones de León capital.

La secretaria de Estado ha destacado el papel «clave» que juega la ciberseguridad en España, del que ha dicho que ya es el quinto país del mundo en esta materia, un territorio que ocupa el segundo puesto en la Unión Europea.

«El proceso de digitalización a raíz de la pandemia ha generado un nuevo escenario al que debemos ser capaces de adaptarnos. La transformación digital forma ya parte sustancial de nuestras vidas, de nuestra forma de desarrollarnos día a día», ha agregado Artigas..

A su juicio, se trata de «un desafío» para un país «que cuenta con el talento de los mejores profesionales», así como «con el impulso y la motivación de instituciones y empresas».

Ha apostado por llevar a cabo una digitalización «democrática e inclusiva» y ha dicho que España tiene delante «una excelente oportunidad para impulsar un tejido productivo y empresarial en torno a este sector».

Ha denunciado que el aumento del uso de las tecnologías derivado de la pandemia ha hecho aumentar también la ciberdelincuencia en casi un treinta por ciento en 2020 en relación con el año anterior, con más de 130.000 incidentes detectados por el Incibe.

«Tenemos por delante el desafío de continuar posicionando a España a la cabeza de un sector clave en la revolución digital que estamos ya viviendo, un reto como país, pero también como sociedad, a la que invito a sumaros, porque juntos seguiremos avanzando y construyendo una España digital líder en ciberseguridad y al servicio de la ciudadanía y la sociedad», ha concluido.

El alcalde de León, José Antonio Diez, ha sido el encargado de inaugurar presencialmente esta cita y ha abogado por «la descentralización» ya que una de las lecciones de la pandemia ha sido que «se puede trabajar desde cualquier lugar del mundo con garantías y eficacia».

En esta línea, ha reconocido la importancia que supone «para León recuperar el ENISE, un evento consolidado por su calidad de ponencias, stand, presentación y la magnífica planificación y organización».

Además, ha reconocido que ya hace dos años «se indicaba como uno de los retos marcados que la ciudad de León fuese una referencia en las tecnologías de la comunicación e información» y ha determinado que «es un reto asumible».

También, ha tendido la mano «a la colaboración al Incibe, a la Secretaría de Estado, al Gobierno y a las empresas que cuentan con una ciudad que tiene en la ciberseguridad y la digitalización un amplio camino por recorrer».

Más de setenta representantes políticos, sociales, empresariales y sindicales, que aportarán sus opiniones y experiencias desde distintas perspectivas, participarán mañana y en otras cuatro jornadas consecutivas a partir del día 26 en el tercer Congreso sobre Despoblación que organiza el DIARIO DE LEÓN. La pérdida poblacional es, sin duda, uno de los problemas más importantes que sufre la provincia y, de hecho, también el que preocupa y ocupa gran parte de la agenda política, social y económica.

Es seguro que en el congreso se insistirá en la oportunidad que ofrecen los 140.000 millones de euros de los Fondos de Resiliencia de la UE y en la urgencia y la exigencia de que deben ser bien aprovechados. Y es más que probable que a lo largo de esas cinco jornadas de reflexión, propuestas, debates e intercambios de ideas se ponga sobre la mesa la necesidad de tener en cuenta la especificidad de los distintos territorios que conforman el mapa provincial y de considerar que el desarrollo de proyectos piloto en diferentes áreas se plantee desde una base que permita medir la eficacia de las iniciativas que puedan adoptarse. Se trata, al menos ese es el objetivo de este periódico, de promover el necesario impulso para generar estrategias de futuro sobre planes generales y también adaptados al carácter singular de cada comarca.

León y los leoneses deben profundizar en sus propias e ingentes posibilidades y potenciarlas en torno a proyectos concretos que conciten la complicidad y el apoyo de todas las administraciones. La recuperación poblacional sólo será posible desde la generación de nuevas oportunidades económicas. En ese sentido, todos tendremos que ser imaginativos y muy creativos en un proceso de transformación de la realidad más penosa de pueblos amenazados que están pasando a ser sólo un destino vacacional y de descanso, pero que demandan más servicios para desarrollarse y sobrevivir a la despoblación.

Editorial | Un necesario impulso para generar estrategias contra la despoblación