sábado 27/2/21

Editorial | El nuevo esquema económico de los hogares

El confinamiento y la prevención ante la incertidumbre de la duración y los efectos económicos de la pandemia han disparado el ahorro en los hogares desde el pasado mes de marzo. Sobre todo en las cuentas de los bancos: los depósitos se han incrementado en 1.000 millones en León en un año. Un ahorro en parte forzado por las restricciones de movilidad y sociales, pero también provocado por la incertidumbre ante el futuro. Y un ahorro que muestra una vez más la brecha de desigualdad que se abre entre las familias: el incremento de riqueza se concentra en los hogares con mejores rentas, mientras la precariedad laboral empuja a las estrecheces (cuando no directamente a la pobreza) a muchos otros que hasta hace un año eran trabajadores. Las diferencias salariales también explican este hecho: el ocio, uno de los sectores más dañados, tiene sueldos que son la mitad que la media, y un tercio que los de la banca, por ejemplo. Una tan creciente como preocupante e injusta polarización en la concentración de la riqueza.

Editorial | El nuevo esquema económico de los hogares