lunes 1/3/21

Editorial | Paciencia con las complicaciones que sufren los ayuntamientos

Vivimos una situación realmente novedosa que lo complica todo. Y hacen falta respuestas adecuadas para conseguir que las cosas vuelvan poco a poco a su cauce. Por ello es entendible que la Diputación aprobase ayer por unanimidad otorgar un margen mayor de tiempo a los ayuntamientos para tramitar las obras correspondientes a los planes provinciales de inversiones de los años 2018 y 2019. La burocracia siempre es compleja y las carencias de los pequeños municipios demasiadas. Si a todo esto se le añade la excepcional coyuntura de los últimos meses parece razonable que se facilite la posibilidad de justificar las obras hasta el 30 de junio. Se trata de una inversión global de 17 millones de euros, muy importante para la mejora de servicios e infraestructuras en localidades de 17 municipios.

Pero en todo caso también es importante tener en cuenta un doble conflicto estructural sobre los ayuntamientos. Por una parte, la deficiente dotación que tienen los municipios de menor tamaño, y que quizá exige la búsqueda de fórmulas que mejoren su eficacia. Y por otra, un hábito extendido de no cumplir en tiempo y forma, a la espera de este tipo de prórrogas, como ponen en evidencia de manera periódica los órganos que fiscalizan las cuentas de las entidades locales.

Editorial | Paciencia con las complicaciones que sufren los ayuntamientos