domingo. 03.07.2022

Editorial | Una pandemia contra la mujer que la sociedad debe erradicar

La llegada del 25 de noviembre asusta un año más. Parece que todos los esfuerzos no son suficientes para cambiar las cosas. La violencia que sufren las mujeres continúa y los balances son dramáticos. La única esperanza que cabe en todo esto es el dato objetivo de que cada vez se denuncia más. Al menos, la impunidad retrocede y eso es un buen camino para intentar invertir las tendencias. La sociedad entera debe involucrarse en la pelea para erradicar esta pandemia, que también tiene dimensiones planetarias. Sólo con esa colaboración de todos, con un afán decidido por cambiar las mentalidades y las formas de una sociedad que mira hacia otro lado cuando presencia situaciones, por ejemplo, de acoso cuando no de violencia física o psicológica.

El objetivo cero lamentablemente está muy lejano en esta injusticia execrable. Miles de mujeres son víctimas en el lugar en el que más seguras deberían sentirse: en su propio hogar. Esa es quizá la muestra más terrible de un fenómeno que no sabe discernir tiempos, ni lugares, ni circunstancias.

Las instituciones y las organizaciones no gubernamentales han conseguido importantes cambios, especialmente en el trato legal y judicial. Pero las raíces de este mal endémico se hunden en una sociedad que no siempre se involucra suficientemente con valentía, y que prefiere ponerse de perfil y exhibir en días como hoy pancartas y proferir gritos para luego volver al silencio que hace cómplices durante el resto del año.

El 25-N llega este año con el agravante de que los efectos del covid también han generado más problemas a las personas que sufren en silencio la violencia de género. Esas mujeres que permanecen ‘amordazadas’ por sus verdugos, y a las que es fundamental que les lleguen mensajes como la promoción del teléfono gratuito y que no deja rastro (016) para que sean consciente de que siempre hay esperanza y existe una salida para volver a recuperar su vida en paz.

Editorial | Una pandemia contra la mujer que la sociedad debe erradicar
Comentarios