jueves 19/5/22

Editorial | Poca transparencia en la crisis de los ordenadores del Ayuntamiento

El colapso del Ayuntamiento de León no empezó ayer. Afecta a sus servicios, al menos, desde el fin de semana. El origen remoto, quizá relacionado y probablemente no, podría di a hace casi 50 días, cuando en el centro deportivo de La Palomera quedaron bloqueados los ordenadores, sin que desde entonces se hayan podido tramitar los pases.

Ayer surgieron las primeras críticas políticas, de la mano del grupo municipal de la UPL. Y parece que el equipo de gobierno despertó y empezó a facilitar explicaciones. Un cartel que permanece en la puerta del Consistorio en Ordoño buscaba desalentar a los ciudadanos que intentaban formalizar sus trámites. Pero se echa en falta un poco más de transparencia. De nuevo se incurre en esa vieja filosofía de intentar que las cosas pasen sin hacer ruido.

En la búsqueda de una solución trabajan intensamente los operarios municipales, los del Centro de Supercomputación del Campus y los de la empresa fabricante del ‘armario’ dañado. De momento, las cosas están complicadas y nadie aventura una fecha de recuperación de unos datos que ni siquiera se sabe si estarán completos. Parece que lo ocurrido en 2012, cuando un grave incendio destruyó buena parte de los servicios informáticos del Ayuntamiento, no ha sido suficiente lección. De nuevo llega el problema de las copias de seguridad que no son tales. Quizá alguien debería explicar a los ciudadanos qué está pasando. Y si el equipo de gobierno del PP de entonces, que vendió a bombo y platillo que nunca más habría episodios así, hizo un brindis al sol que ahora genera un grave perjuicio.

Editorial | Poca transparencia en la crisis de los ordenadores del Ayuntamiento