lunes. 27.06.2022

Editorial | Populismo carente incluso de eficacia

Lo de ser ‘participativo’ se ha convertido en una especie de apelativo que normalmente carece de fondo real. Incluso hay quien lo utiliza como trampantojo para intentar disimular asuntos de complicada legalidad o al menos moralidad. Se ha prodigado en esta fase política que padecemos en España, en la que han campado a sus anchas los que basan todo en el populismo, en los eslóganes que parece que hacen grandes cambios cuando en realidad han incurrido en los mismo vicios, pero bien ‘maquillados’ con ese uso interesado del lenguaje. En el Ayuntamiento de León, la entrada en el equipo de gobierno del edil de Podemos-Equo ha generado bastantes momentos llamativos. El reciente congreso de democracia ‘participativa’ —sin apenas participación...— es un buen ejemplo que se une a ese afán por intentar aparentar que los ciudadanos deciden las obras municipales. Tras las asambleas y votaciones, que apenas interesaron a nadie, se anunciaron unos aparatos de gimnasia y unas mesas. Un año después ni siquiera se han contratado...

Editorial | Populismo carente incluso de eficacia