sábado 27/2/21

Editorial | El punto de partida que lastra el inicio del proyecto

Enzarzados en si es antes el huevo o la gallina, el pulso entre el representante del Gobierno en la Comunidad y la patronal leonesa, y la falta de reacción del resto de los actores implicados, pone en evidencia la fragilidad de la Mesa por León. En sus primeros nueve meses de vida ni siquiera ha sido capaz de reunirse con agilidad, y ahora se atasca en el debate de quién debe dar el primer paso, la iniciativa pública o la privada. Cuando ambas son igualmente imprescindibles para poner en marcha la ambiciosa y necesaria iniciativa de sacar a León de la atonía económica.

No le falta razón al argumento que esgrime la Fele sobre la necesidad de haber aprovechado los presupuestos generales y autonómicos para sacar del atolladero algunas de las deudas históricas de inversión en la provincia. Ni a la aspiración de corregir los desequilibrios porque las empresas prefieren invertir en territorios mejor posicionados. Pero la postura puede convertirse en una zancadilla para la ocasión histórica de financiación que se avecina en la Unión Europea. Los millonarios fondos comunitarios comprometidos están previstos para acompañar el desarrollo de iniciativas empresariales viables y capaces de competir con otras muchas propuestas. Sin ese compromiso privado inicial no habrá ayudas europeas. Bien harían los dirigentes públicos y empresariales en aunar esfuerzos con urgencia para no dejar pasar otra oportunidad de futuro para la provincia.

Editorial | El punto de partida que lastra el inicio del proyecto