sábado 15/8/20

Editorial | Quizás aún estemos a tiempo

Los brotes del Covid-19 que día a día están surgiendo por todo el territorio parecen tener uno de sus orígenes más acusados en el ocio de los jóvenes que no han sabido, o no han querido, interiorizar la virulencia de una epidemia hacia la que se sienten inmunes. Que la juventud ha bajado la guardia es evidente. Lo importante es dar con las causas de este desinterés por las circunstancias tan especiales que está viviendo la sociedad y que nos obligan a modificar nuestro ritmo de vida. Está meridianamente claro que el mensaje no ha llegado, que los cauces han fallado y que, también, algunos comportamientos públicos no han sido ejemplares. En cualquier caso, puede que aún en esta fase del rebrote estemos a tiempo de tomar algunas medidas y rectificar otras y esto debe ser prioritario en cualquier agenda gubernamental.

Editorial | Quizás aún estemos a tiempo