viernes 16/4/21

Editorial | Reapertura con prudencia que sólo palía en parte la grave crisis de la hostelería

La hostelería y los centros comerciales y deportivos recuperan hoy la actividad perdida hace casi un mes con unas medidas de seguridad imprescindibles que tendrán que cumplirse con el máximo rigor para evitar retrocesos. La pandemia sigue ahí, y aunque la segunda ola ya no ataca con la misma incidencia no podemos perder nunca de vista ese goteo diario de víctimas mortales que nunca podrá dar por bueno la sociedad.

La hostelería alzó ayer la voz en las calles de León para resaltar que con esta reapertura no se solventará su grave crisis. Desde marzo se arrastran incontables daños económicos que han desembocado incluso en el cierre definitivo de muchos establecimientos, mientras otros se mantienen con pérdidas ya que las limitaciones no les facilitan el suficiente volumen de negocio para cubrir gastos e impuestos. Eso sí, igual que es justo reconocer su terrible situación, también parece necesaria una condena clara hacia los excesos de una minoría que ayer se excedió en la parte final de la movilización a las puertas de la Junta.

En todo caso, caben de nuevos los interrogantes sobre la actuación de las diferentes administraciones. La duda de si se criminaliza a sectores que luego cuentan con avales de estudios que ponen en evidencia que no son el epicentro del problema. El cambio de tendencia en la pandemia aquí es evidente, pero también en lugares como Madrid donde no se cerró la hostelería.

Parece necesario insistir en que todos actuemos con la imprescindible prudencia. Mantener la exigencia de que haya unos comités científicos reales que dirijan las decisiones. Y reclamar apoyos para esos sectores tan perjudicados.

,Texto

+Texto

GTexto

Editorial | Reapertura con prudencia que sólo palía en parte la grave crisis de la...