domingo 28/2/21

Editorial | Respaldo unánime para los pueblos de Pajares

Son doce años de retraso los que acumula la variante ferroviaria de Pajares, un proyecto gigantesco ideado para llevar la alta velocidad al Principado de Asturias pero que ha dejado tras de sí unos daños de valor incalculable en la montaña leonesa, que ha quedado convertida en un colador, con los acuíferos, arroyos y manantiales de esta vertiente de la cordillera perdiendo agua de forma permanente hacia la cuenca del Huerna.

Las localidades damnificadas exigen que tras el final de las obras, que se vislumbra con suerte para el próximo año, se afronte las medidas necesarias para afrontar una restauración integral de la montaña, una reclamación que necesita el respaldo de informes técnicos muy costosos que no pueden financiar. Por ello, apelan a la ayuda económica y técnica de la Junta de Castilla y León, un amparo obligado porque las juntas vecinales y los colectivos civiles que han tomado la iniciativa de denunciar este fiasco requieren la protección y el apoyo de la administración autonómica para seguir adelante con su lucha. La cuestión está meridianamente clara. A los más de 1.100 millones de sobrecoste que acumula esta infraestructura, el Estado debe empezar a sumar ya el montante necesario para afrontar la reparación global de los daños infligidos a la montaña leonesa y a sus pueblos. Y en esta dirección deben trabajar todas las administraciones antes de que el hartazgo empuje a los perjudicados a judicializar la situación y obligar a que intervenga la Comisión Europea por el incumplimiento de sus directivas.

+El que la sigue la consigue y el alcalde de Igüeña ha peleado por hacer realidad el Centro Tecnológico de la Castaña del que ya va a iniciar el expediente de licitación.

Editorial | Respaldo unánime para los pueblos de Pajares
Comentarios