sábado 21/5/22

Editorial | El reto empieza ahora: imprescindible evitar los errores de siempre

Las calles de León, Ponferrada y Villablino volvieron a llenarse anoche de manifestantes reclamando un futuro para esta tierra. Fue un gesto de unidad, que exhibe cuál deber la primera exigencia. Todo lo ocurrido hasta ahora ya no tiene relevancia. Mirar al espejo retrovisor sería volver a recorrer caminos lamentablemente conocidos por mera reiteración.

La sociedad no se merece que desde los partidos políticos, instituciones o sindicatos se vuelva a incurrir en los mismos errores. Toca ser valientes, especialmente los que tienen algún posibilidad de ser escuchados por sus compañeros de partido en el Gobierno y en la Junta. Resulta imprescindible el diseño urgente de un plan real, creíble, realizable y eficaz para invertir las tendencias y conseguir que la provincia de León vuelva a recobrar el pulso.

La reciente experiencia de la Mesa por León debe ser aprovechada para encarar un futuro que comienza hoy. Y sobre el que nadie debe tener dudas ni mucho menos intereses bastardos. Toca esforzarse de verdad, olvidarse de las fotos y de los cruces de acusaciones, ya que todo se va a mirar desde ahora aún más con lupa. En pocos días empieza la cuenta atrás para las próximas elecciones locales que tendrán lugar en mayo de 2023 y con la posibilidad de que se produzca un adelanto en el caso de las generales si persiste la inestabilidad a la que condenan los partidos independentitas y de ultraizquierda al Gobierno de Pedro Sánchez. Con ese panorama habrá que estar especialmente vigilantes para evitar y denunciar los intentos de manipular lo que se vio ayer en la calle: una demanda clara y concreta de la sociedad hacia todos los partidos y todas las instituciones públicas para que se haga justicia con esta tierra.

Más allá de las guerras de cifras, parece clara que la movilización ha sido notable. Como ahora es frecuente en todo tipo de convocatorias, con baja participación en la huelga y con mucha en la manifestación de la tarde. Y tiene un singular valor puesto que lo ocurrido durante los últimos meses, con los vaivenes de la Mesa por León, era toda una invitación a tirar la toalla. Pero los ciudadanos persisten en que no habrá ‘ni rendición ni resignación’.

Editorial | El reto empieza ahora: imprescindible evitar los errores de siempre